InternacionalNoticias

Caos histórico en Estados Unidos

La tarde de este miércoles en el Capitolio, miles de seguidores del Presidente saliente, Donald Trump, ingresaron a la sede del Congreso en Estados Unidos, para manifestarse sobre el posible fraude electoral de las últimas elecciones.

La Cámara de representantes y el Senado debían oficializar como ganador de las elecciones presidenciales al demócrata Joe Biden, en una sesión que debía durar de 30 minutos a una hora y que sería presidida por el actual vicepresidente, Mike Pence, al cual el mandatario saliente, Donald Trump, pidió a través de su cuenta de Twitter no certificar la victoria electoral de Biden.

Trump, quien ha acusado fraude en las elecciones, a través de otro tuit señaló que “Mike Pence tendrá que ayudarnos, y si no lo hace, será un día triste para nuestro país”. Pero el vicepresidente de los Estados Unidos se negó al llamado y aseguró que no modificaría el resultado de la elección. “Es a mi razonamiento meditado, que mi juramento de seguir y defender la Constitución no me permite reclamar autoridad unilateral para determinar qué votos deben ser contados y cuáles no”, sentenció Pence mediante una carta publicada minutos antes de la sesión que ratificaría el triunfo de el demócrata Joe Biden.

Luego de la negativa de Pence, el mandatario reaccionó vía Twitter, asegurando que Pence “no tuvo el coraje para hacer lo que debía haberse hecho para proteger nuestro país y nuestra Constitución, dando a los Estados la posibilidad de certificar datos correctos y no los inexactos y fraudulentos que certificaron antes. ¡Estados Unidos demanda la verdad!”.

Bajo ese escenario fue que miles de personas llegaron a las afueras Capitolio como una forma de manifestarse a favor de Trump. Algunos incluso lograron ingresar al edificio donde se estaba realizando la ratificación del presidente electo. teniendo que suspender y aplazar la sesión.

La policía federal tuvo que solicitar refuerzos ante las manifestaciones, para poder dispersarlos, resultando una mujer herida de bala, quien más tarde falleció.

La alcaldesa de Washington D.C, Muriel Bowser, declaró toque de queda desde las 18:00 horas.

En medio de la tensión, Trump pidió a los manifestantes que abandonaran el Capitolio apelando a la “paz. “Todos lo saben, especialmente el otro lado, pero tenemos que ir a casa ahora”, dijo a través de un video publicado en sus redes sociales.

Comentrios de Facebook
COMPÁRTELO EN REDES SOCIALES

You may also like

Leave a reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *